Reinicia: “Arranca”

 

Reinicia: “Arranca” 

 

Necesitas sentir que tú realmente marcas la diferencia … Tu dedicación tiene un valor … Tienes que sentir que si un día dejaras lo que estás haciendo, la gente lo echaría en falta … Se trata del trabajo de tu vida … Lo que hagas será tu legado … Si quieres hacer algo, haz algo que realmente importe.

 

Para desarrollar un gran producto o servicio debes hacer algo que desees utilizar.  Esto te permite diseñar lo que realmente conoces y determinar inmediatamente si lo que estás haciendo vale para algo o no.

 

Cuando lo que tienes frente a ti son tus propios problemas … sabes perfectamente cuál es la respuesta adecuada … Cuando te dedicas a fabricar lo que tú necesitas, puedes también evaluar la calidad del resultado de forma rápida y directa.

 Esta filosofía de “empezar por la propia casa” te permita enamorarte de lo que haces.  Conoces de una manera muy íntima tanto el problema como su solución.

 

Lo que importa es lo que haces, no lo que piensas o planeas … Hasta que no te pones en marcha, tu brillante idea es sólo eso, un idea … La idea original de un negocio es una parte tan pequeña del mismo que casi no cuenta.  La parte crucial es el cómo se ejecuta.

 

 Siempre hay tiempo suficiente si lo empleas bien … Que tus sueños se hagan realidad es exclusivamente tu responsabilidad … Si te emperras en buscar el momento justo para cada cosa, nunca llegará.

 

 Tienes que creer en algo.  Necesitas un punto de referencia.  Debes tener claro por lo que estás dispuesto a luchar.  Y además necesitas demostrárselo al mundo.  La manera de atraer seguidores es tener una posición muy clara … Por cada persona que te admira, habrá otra que te deteste … Mientras haya clientes a los que les encante lo que hacemos, estamos dispuestos a perder otros … Cuando tienes las ideas claras, las decisiones son fáciles … por unos pocos dólares no compensa vender un producto del que no estaríamos plenamente orgullosos.

 

Existe una diferencia enorme entre creer en algo y tener tu declaración de la misión que dice que tú crees en algo … Defender algo no se limita a ponerlo en un papel.  Se trata de creértelo y de vivirlo.

 

Intenta endeudarte lo mínimo … Cuando recurres a terceros para que e financien, eres responsable frente a ello … Recuperar la inversión acaba anteponiéndose al desarrollo de una empresa de calidad … Gastar el dinero de otros puede crear adicción.  Y cada vez que lo haces, se quedan con una parte de tu empresa … Cuando estás empezando es la peor posición para entablar un acuerdo financiero … Acabas desarrollando lo que tus inversores quieren en lugar de lo que esperan los clientes … Pedir dinero te distrae.

 

Ser austero no es un problema.  Cuando lanzamos nuestro primer producto  lo hicimos lo más barato posible … Y todo funcionó perfectamente.

 

 Una empresa sin un planteamiento de cómo llegará a dar beneficios no es una empresa, es un hobby .. Los negocios que van en serio se preocupan de los beneficios desde e primer día … Empieza como un negocio que va en serio y tendrás muchas más posibilidades de triunfar.

 

Necesitas una estrategía de compromiso, no una estrategia de huida.  Deberías concentrarte en definir cómo hacer crecer tu proyecto y triunfar, y no en cómo saltar del barco.  Si toda tu estrategia se basa en la salida, lo más probable es que no llegues muy lejos.

 

Cuando creas una empresa con la intenciónn de venderla, pones el acento en cosas erróneas.

 

Haz tuya la máxima de mantener una masa ligera … Cuanta más masa presenta un cuerpo más energía se requiere para cambiar su dirección … La masa aumenta por:

  • Contratos a largo plazo
  • Exceso de personal
  • Decisiones inamovibles
  • Reuniones
  • Procesos complejos
  • Inventario
  • Hardware, Software y sistemas tecnológicos
  • Planteamientos a largo plazo
  • Politiquería de despacho

Evita todo esto al máximo.  Así serás capaz de cambiar de dirección con facilidad.

 

Si logras mantener una masa ligera, puedes cambiar las cosas sin esfuerzo: todo un modelo de negocio, producto, características, y/o tu propuesta de marketing.  Puedes cometer errores y subsanarlos rápidamente.  Puedes modificar tus prioridades, tu catálogo de productos o tu foco.  Y lo que es más importante, puedes cambiar de idea.

 

2 comments

  1. Buenísimo. Auténticas verdades. Gracias.

    1. Gracias a ti Bindu. No te pierdas el siguiente capítulo. ;))

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.